fbpx

Hoy queremos cambiar un poco el contenido de nuestros artículos para dar respuesta a una pregunta que nos hacéis constantemente y en lugar de hablar del producto en sí, vamos a hablar de ingredientes como las siliconas.

¿Qué son las siliconas? ¿cómo afectan a la piel? ¿son seguras para las personas? ¿y para el medio?

Las siliconas son ingredientes artificiales derivados del sílice (para dejarlo claro, la arena es un sílice) que tienen una larga historia de uso – desde la década de 1950- en productos para el cuidado de la piel, en medicamentos y en un montón de productos cosméticos.

Las propiedades fluidas únicas de la silicona le confieren un gran deslizamiento y, en sus diversas formas, puede sentirse como seda en la piel. Las siliconas como las archiconocidas dimeticonas, son importantes por sus propiedades emolientes y su capacidad de mejorar la capa de barrera de la piel para evitar la deshidratación, a menudo asociada a la exposición al sol.

Otra forma de silicona, las ciclometiconas, son particularmente adecuadas como vehículos de entrega para una variedad de ingredientes activos y se utilizan ampliamente para la curación de heridas y la reducción de la inflamación.

A menudo, la silicona se denomina erróneamente “silicio”. Aunque las siliconas contienen átomos de silicio, no están compuestas exclusivamente de silicio, y tienen características físicas completamente diferentes a las del silicio elemental.

¿Son seguras las siliconas?

Las siliconas ni son tóxicas, ni son plásticos. Su uso está permitido por las autoridades sanitarias y cumplen varias funciones en el producto: emolientes, emulsionantes, surfactantes y protectores.

Las siliconas como el ciclopentasiloxano han sido investigadas especialmente sobre los efectos que a largo plazo la sustancia puede provocar en el medio ambiente.  Se ha llegado a la conclusión de que los siloxanos cíclicos en los alimentos no suponen una amenaza para la salud actual. Además, el comité científico de la Unión Europea sobre cosméticos ha concluido que su uso en el cuidado de la piel -es decir, en los cosméticos- es médicamente seguro.

Cada fórmula de Dermalogica® se somete a pruebas de seguridad y sólo utilizamos ingredientes que nos han proporcionado datos que indican la seguridad del ingrediente. Algunos productos Dermalogica®  (active moist, intensive eye repair o sound sleep cocoon) utilizan dimeticona y ciclometicona junto con sus derivados para proporcionar los máximos resultados en nuestras fórmulas  y así poder mantener y mejorar la salud de la piel.

Siliconas y declaración de seguridad (noviembre de 2020) 

Las siliconas han sido ampliamente investigadas a lo largo de los años y hasta la fecha no se ha determinado que sean una preocupación para la seguridad humana y, de hecho, contribuyen en gran medida a la sensación del producto y a la capacidad de formar una barrera de protección de la piel sin dejar residuos.

Sin embargo, los componentes D4, D5 y D6 de ciertas siliconas de cadena larga, principalmente identificadas como “Cyclo” Siliconas, Ciclometicona, Ciclopentasiloxano, etc., son consideradas por agencias medioambientales (REACH) como una preocupación medioambiental que podría tener un impacto a largo plazo. En Europa ha entrado en vigor una normativa que indica que los productos no pueden contener más de un 0,10% de estos materiales componentes para las fórmulas wash off (las que se retiran). Por ello, todos los productos Wash Off que contengan más de un 0,10% de estos componentes debieron retirarse de las estanterías en enero de 2020. Los productos Leave On (cremas y productos que no se retiran) están siendo revisados para su regulación por la Comisión Europea, aunque no se ha indicado una fecha confirmada.

Como siempre y en la actualidad, los productos de Dermalogica son seguros y cumplen con la normativa vigente. Es nuestra misión, ya lo sabéis, cuidar y mejorar la salud de la piel y para ello ponemos todo nuestro empeño en una seleccionada formulación. Nuestra cosmética es natural en tanto en cuanto muchos de los principios activos que usamos son 100% naturales y extraídos de la naturaleza de forma ética, responsable y sostenible. En nuestros laboratorios combinamos lo mejor de la ciencia con lo que nos da la madre tierra siempre intentando realizar el menor impacto posible.

 

 

Habrás leído por ahi que las siliconas son oclusivas, que esa capa invisible como de terciopelo que evita la deshidratación de piel, tapa y ensucia los poros (también el cabello) y puede ser cierto. Pero debes tener en cuenta la composición completa del producto ya que muchas veces un cosmético apenas lleva otros ingredientes mas que siliconas. Es necesario leer la etiqueta completa y saber que proporción de siliconas contienen los tratamientos que usas y que cantidad de principios activos hacen efectiva tu nueva crema.

Fue Jane Wurwand en la década de los 80 pionera en “limpiar” la cosmética de ingredientes innecesarios y perjudiciales para la piel. Eran más económicos, sí, y fáciles de encontrar y combinar con los principios activos pero no eran buenos para nuestra dermis. Seguimos en esa línea, investigando y buscando las combinaciones más eficaces, certeras y saludables. En nuestros laboratorios se mezclan cientos de ingredientes para conseguir resultados óptimos, personalizados y seguros para todos.

Ahora que ya sabes más de las siliconas usadas en cosmética, lee bien las etiquetas y asegúrate de escoger los mejores productos para cuidarte.

 

 

 

 

Pin It on Pinterest