fbpx
Seleccionar página

¿Por qué se descuelga la piel del cuello? Ya tenemos cubiertos otros objetivos, los hemos tratado y combatido con eficacia: signos de la edad, manchas, sensibilidad, acné… Pero ahora nos preocupa y mucho, la piel del cuello. ¿Por qué se descuelga la piel del cuello?  

Un par de hechos que nos lo dejan claro:

  • La piel del cuello es delgada, delicada y tiene menos colágeno que la piel del rostro.
  • La mayoría de las personas no suelen darse cuenta y no incluyen el cuello en los regímenes de cuidado diario de la piel. Sin embargo, un poco de atención y un cuidado especializado cada día, puede ayudar a que luzca suave, tersa y tonificada.

La piel del cuello y el envejecimiento

No importa cómo de sana y bonita se vea la piel del rostro si la piel del cuello y del escote cuentan una historia totalmente diferente. Entonces, ¿por qué se descuelga la piel del cuello?

La piel del cuello es fina, delicada y más vulnerable al daño solar, la fotosensibilización provocada por fragancias y perfumes y la aparición de arrugas profundas generadas por la postura del cuello cuando miramos nuestros aparatos electrónicos (móviles, tablets, ordenadores…).

A diferencia de la piel de la cara, la piel del cuello tiene menos colágeno y es “más elástica” que la piel de las mejillas. Pierde fuerza y ​​flexibilidad con la edad, igual que una goma elástica. Estos factores son los que hacen que el cuello sea más propendo a la flacidez, y la aparición de líneas, arrugas, pérdida de tono y textura desigual de la piel.

La pregunta lógica es, ¿Cómo podemos tensar la piel del cuello sin recurrir a la cirugía?

En general, no hay muchos productos específicos dedicados al cuidado de la piel del cuello en nuestra rutina diaria del cuidado de la piel, ni tampoco  en los tratamientos faciales profesionales. Lo normal, lo que hacemos la mayoría de las personas, y ¡no está nada mal!, es extender los productos destinados al rostro hacia abajo, hasta el cuello y el pecho; en lugar de utilizar productos específicos para el cuello y el escote. 

Es un buen comienzo pero, ¿qué tal si lo mejoramos usando productos diseñados especialmente para la fina piel del cuello y ajustamos nuestro estilo de vida para mantener la piel con un aspecto firme y tonificado?

antes del tratamiento

Seis pasos sencillos para cuidar el cuello.

  1. Usa un serum tensor por la mañana y por la noche. Es una sencilla y excelente manera de añadir un cuidado especializado para el cuello en tu régimen habitual de cuidado de la piel. Generalmente están formulados para ayudar a tensar y fortalecer visiblemente la piel de la zona y se pueden aplicar antes de la crema hidratante para ayudar a levantar y reafirmar.
  2. Ejercita los músculos del cuello. Los músculos principales que corren por los lados de nuestro cuello no están sujetos por huesos, como en la cara y por eso están menos tensos y se aflojan más fácilmente. A medida que los músculos del cuello se debilitan con el tiempo o por la falta de uso, la piel del cuello comienza a ceder. Hacer ejercicios diarios para el cuello puede ayudar a fortalecer los músculos y hacer que tu cuello se vea más largo, delgado y estilizado.
  3. Descansa a menudo cuando estés con “las pantallas”. No todas las líneas  y arrugas que se forman en la piel del cuello están causadas por el envejecimiento. Mirar continuamente los dispositivos puede generar arrugas más profundas en los pliegues naturales del cuello, incluso a los 20 años. Si levantas la barbilla con cierta frecuencia, puedes ayudar a contrarrestar el desarrollo de esas líneas profundas.
  4. Evita el uso de fragancias en la zona del cuello. Muchos perfumes y colonias son fotosensibilizadores, es decir, generan radicales libres cuando se activan con la luz solar, haciendo que la piel sea más sensible y provoque un mayor apariencia de envejecimiento cutáneo. Si quieres usar perfume, aplícalo en un área menos expuesta o cambia a una fragancia no fotosensibilizante.
  5. Proteje tu cuello y escote con protector solar. El daño del sol acelera los signos del envejecimiento de la piel. Si quieres mantener a raya las arrugas y la flacidez o evitar el tono desigual de la piel también en esta zona, convierte en un hábito la aplicación de SPF a diario en cuello y escote.
  6. Hazte un tratamiento profesional específico para el cuello. Pregúntale a tu terapeuta profesional de la piel si incorpora productos o técnicas específicas para el cuello en sus tratamientos. Hacerlo aumenta en poco tiempo resultados visibles.

después del tratamiento

La genética influye pero el estilo de vida puede propiciar cambios muy positivos.

Ocurre con el cuerpo en general y nuestra salud. Si bien es cierto que la genética determina nuestra evolución, nuestro estilo de vida puede generar cambios muy positivos en nuestro cuerpo. Está demostrado que comer moderadamente, comer sano, hacer deporte, dormir bien, protegernos del sol, pasear y tener contacto con la naturaleza provocan respuestas positivas en nuestro organismo: aumento de las defensas, disminución del estrés, buen tono muscular… 

Es verdad que la apariencia de nuestro cuello está determinada de alguna manera por la genética, pero podemos mejorar su aspecto con un régimen de cuidado de la piel apropiado y un nuevo estilo de vida. Hacer que estos seis hábitos formen parte de tu día a día, contribuirá en gran medida a mantener la piel de su cuello tensa y tonificada.

Neck fit contour serum es un producto específico creado para ayudarte a cuidar tu cuello. Como ya viene siendo costumbre con todos nuestros innovadores productos, hemos desarrollado también una app con la que podrás realizar un entrenamiento diario que, ya verás, cambiará el aspecto de tu cuello en menos tiempo del que imaginas.

neck fit contour

Pin It on Pinterest