fbpx
Seleccionar página

Es una realidad y lo sabemos ¡existe una bacteria buena! y nos ayuda a mantener el equilibrio del microbioma de la piel.

Y eso, ¿qué significa?

• Un microbioma equilibrado es una de las claves para una piel sana.
• Las bacterias beneficiosas ayudan a mantener la barrera de humedad natural de la piel.
• Los prebióticos ayudan a mantener el microbioma de la piel sano y equilibrado.

¿Cuántas veces has escuchado/leído ya los términos “microbioma” y “prebiótico”? Y aún tienes dudas, ¿verdad?

Un microbioma equilibrado es una de las claves para una piel sana, y los prebióticos pueden ayudar a lograr ese equilibrio.

¿Cómo funciona todo?
Nuestra piel alberga una amplia gama de organismos microscópicos que forman el microbioma.
Las personas tienden a pensar que la mayoría de las bacterias son “malas” (y quizás más ahora que nunca los virus y las bacterias nos tienen en jaque), pero las bacterias que forman nuestro microbioma juegan un papel importante en la salud general de la piel: un microbioma equilibrado y saludable bloquea físicamente
a las bacterias “malas” de la piel. Además, una nueva investigación muestra que ciertas bacterias dentro del microbioma de la piel, por ejemplo, S. epidermidis, tienen un impacto positivo en la salud de la piel.

¿Y qué son los prebióticos? ¿En qué se diferencian de los probióticos?

Los prebióticos son alimentos para los probióticos, que son microorganismos vivos en el microbioma de la piel.
El principal beneficio de los prebióticos es ayudar a aumentar la cantidad y la diversidad de probióticos, que a su vez ayudan a la piel a mantener un microbioma saludable y una barrera lipídica equilibrada. Juntos, los prebióticos y los probióticos refuerzan las defensas de la piel.

Ahora bien: ¿el cuidado de la piel prebiótico es adecuado para mí?
Dado que los productos prebióticos para el cuidado de la piel están diseñados para ayudar al microbioma de la piel a mantener un equilibrio de bacterias, pueden beneficiar la piel de cualquier persona.
Dicho esto, las personas con piel grasa a menudo tienen un microbioma desequilibrado, por lo que podrían encontrar
especialmente beneficioso el cuidado prebiótico de la piel.

Este desequilibrio puede ocurrir por un par de razones.
Primero, la sobreproducción de sebo (aceite) puede aumentar la cantidad de bacteria P. acnes en el microbioma de la piel, haciendo que la piel grasa sea especialmente propensa al acné. Además, los limpiadores fuertes que a menudo se recomiendan
para las personas con piel grasa, en realidad perturban su barrera protectora natural, poniendo en riesgo la piel por deshidratación y cambios en el equilibrio de su microbioma.

El cuidado prebiótico de la piel ayuda a equilibrar el microbioma al nutrir las bacterias beneficiosas de la piel. (como S. epidermidis). Y productos como el nuevo ACTIVE CLAY CLEANSER tratan tu piel con “inteligencia” y suavidad.

Ánimo en casa y ánimo con tu piel… un poco de tiempo y cuidado pueden hacerla cambiar.

 

Pin It on Pinterest