fbpx

La capa más externa de nuestra piel (la epidermis) cubre nuestro cuerpo como una fina hoja de papel. Muchos folículos están unidos a las glándulas sebáceas bajo la superficie de la piel. Esta glándulas segregan sebo, que es expulsado por el vello que emerge del folículo.

Al mismo tiempo, una persona de media desecha aproximadamente 35000 células de la piel por hora, mientras que una persona con una predisposición genética a la piel con acné puede desechar hasta 4 veces esa cantidad. Si algunas de estas células muertas se acumulan y permanecen en el folículo sebáceo, existe la posibilidad de que se mezclen con el exceso de grasa y se agrupen. Esto puede formar acné de bajo grado, como puntos negros, puntos blancos y milia, así como la preparación para el acné de grado superior, como pústulas, pápulas, nódulos y quistes.

 

En general, los brotes de acné se deben a la acumulación de células muertas, exceso de sebo (grasa), y bacterias. Cuando el exceso de grasa y las células muertas se agrupan y pegan, forman una impactación o tapón en el folículo. El Propinobacterium Acnes (P.acnes) es una bacteria que vive de forma inofensiva en la piel, pero cuando se ve atrapado dentro del folículo, se puede multiiplicar causando brotes de acné. Esto da como resultado iinflamación, causando enrojecimiento y el dolor típicamente asociado al acné.

 

La anatomía de un brote de acné

Los puntos negros son comedones abiertos que se vuelven negros no por la suciedad sino porque la grasa, las células muertas y las bacterias se mezclan y se oxidan dentro del folículo, como cuando abrimos una manzana en rodajas. Esto significa que el folículo está abierto y aún recibe oxígeno. Algunos puntos negros se resuelven solos o se extraen fácilmente. Otros persisten y pueden convertirse en formas más severas de acné si se infectan o se inflaman.

Los puntos blancos son comedones cerrados que se producen como los puntos negros pero no se oxidan. Por lo general, desaparecen por sí solos, pero también pueden convertirse en formas más graves de acné si se infectan o se inflaman.

Los miliums se producen cuando las células muertas de la piel y/o el sebo (o la queratina) quedan atrapados por la piel que crece sobre ellos. Los miliums se pueden reconocer como pequeñas protuberancias blancas y duras que no se pueden extraer. Los miliums a menudo se caracterizan erróneamente como acné, cuando en realidad son quistes benignos.

Factores que contribuyen a los brotes de acné

Edad

Cuanto más joven, más probabilidades de tener una piel más grasa. La piel joven también tiende a ser más resistente, lo que significa que puede soportar brotes recurrentes y sanar rápidamente. A medida que envejecemos, la piel tiende a producir menos grasa y tiene más brotes aislados, sin embargo, la disminución del recambio celular hace que la piel sea más susceptible a la hiperpigmentación post inflamatoria (HPI).

 

Estilo de vida

La limpieza y exfoliación ineficaz para eliminar las células muertas de la piel y el exceso de sebo pueden ser uno de los principales contribuyentes relacionados con el estilo de vida a los brotes de acné. Otros factores incluyen ingredientes comedogénicos en el maquillaje y en los productos para el cabello, y prendas de ropa que atrapan el sudor y las células muertas de la piel.

 

 

Estrés

El estrés es también un contribuyente muy común porque puede estimular una mayor producción de grasa y retrasar aún más la recuperación de la piel. Hay que tener en cuenta, que el estrés toma muchas formas y no tiene por qué ser psicológico. Por ejemplo, puedes tener estrés físico por deshidratación o problemas de alimentación.

 

Genética

Muchas personas tienen una predisposición genética al acné, lo que significa que su piel produce de 4 a 5 veces más células muertas y tiene glándulas sebáceas más grandes y activas que las personas con pieles no acnéicas. También pueden tener un sebo más grueso y menos vellos que expulsen la grasa de los folículos. Estas condiciones pueden hacer que los folículos taponados sean más comunes.

Ahora que ya sabes qué le pasa a tu piel y cómo tratarla, no lo dudes, pide ya tus productos. Una piel sana es una piel bonita.

Pin It on Pinterest