En esta época de conexión absoluta y tanta exposición a los medios de comunicación, recibimos cantidades ingentes de información que a veces no somos capaces de procesar y la mayoría de veces, nos confunde y hace dudar. En estos ya veraniegos días de sol y calor, nos asalta la duda razonable acerca de los protectores solares y la bondad de sus ingredientes.

¿Son seguros los protectores solares?
Los protectores solares son uno de los productos cosméticos más estudiados y probados, siendo obligatorio tanto en Europa como en Reino Unido, someterlos a una evaluación de seguridad muy estricta por parte de un asesor de seguridad cualificado e independiente.

Este tipo de estudio contempla la seguridad del producto terminado, así como todos los ingredientes individuales, cómo y dónde se debe usar el producto, por quién y con qué frecuencia. El marco regulatorio para los protectores solares en los países desarrollados es muy estricto. La seguridad del consumidor es una prioridad.

Décadas de acumulación de datos demuestran que los protectores solares previenen las quemaduras y reducen el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Sin embargo, hay también muchos estudios que hablan de preocupaciones potenciales con algunos de sus ingredientes.

Las organizaciones benéficas de investigación de cáncer y la comunidad médica creen que los riesgos para la salud pública de desarrollar cánceres de piel que ponen en peligro la vida cuando no están protegidos, superan con creces cualquier riesgo potencial de usar un protector solar siempre y cuando se usan de acuerdo con las recomendaciones actuales. Se recomienda el uso de protectores solares de calidad y fabricantes de confianza, como parte de una rutina de cuidado responsable frente a los daños que puede causar el sol.

¿Los químicos incluidos en algunas fórmulas de productos de protección solar afectan a nuestras hormonas?
“Interruptor endocrino” es el término dado a ciertos químicos que supuestamente actúan como, o interfieren con, las hormonas humanas en el cuerpo y producen efectos dañinos. Se ha afirmado que ciertos ingredientes utilizados en cosméticos y productos de cuidado personal son “disruptores endocrinos” porque tienen el potencial de imitar la hormona estrógeno.

El filtro UV benzofenona-3 (oxibenzona), susceptible de ser un disruptor endocrino, es 1.5 millones de veces menos potente en su efecto estrogénico que el etiniloestradiol de los anticonceptivos orales.

Para hacerlo fácil, si la aspirina tuviera 1.5 millones de veces menos potencia, necesitaríamos consumir más de trece veces nuestro peso corporal de aspirina pura para curar un dolor de cabeza. Evidentemente, eso no es posible. Como tampoco es posible estar expuesto a una cantidad suficiente de estos llamados disruptores endocrinos para tener un efecto perturbador; son simplemente, demasiado débiles.

Muchos de los llamados “disruptores endocrinos” (en realidad imitadores endocrinos) son abundantes en la naturaleza. Los ingerimos en los alimentos que comemos en concentraciones millones de veces mayores que en los cosméticos y productos de cuidado personal. Los miméticos endocrinos incluyen fitoestrógenos, compuestos similares a los estrógenos que se encuentran en las plantas. Los comemos en alimentos como la col, las habas de soja y los brotes. No se han asociado efectos adversos para la salud con estas exposiciones dietéticas.

El estudio de 2001 que sugiere una posible interrupción hormonal de la oxibenzona fue revisado en 2011 por investigadores que concluyeron que los niveles de exposición a la oxibenzona nunca podrían alcanzarse mediante el uso tópico normal de los filtros solares. De hecho, para absorber el mismo nivel que los logrados mediante la ingestión en el estudio, ¡una mujer promedio tendría que aplicar protector solar diario en las manos, los brazos, la cara y el cuello durante 277 años!

E incluso si fuera posible alcanzar este nivel, el potencial de interrupción de la hormona es extremadamente bajo: los niveles serían 1.5 millones de veces más débiles que una píldora anticonceptiva promedio.

¿Y en cuanto a los efectos adversos de las cremas solares en el mar y la playa? ¿Debo evitar los protectores solares para proteger el medio ambiente?
Como todo en nuestra planeta, es cuestión de cantidades y usos masivos. Los experimentos que exponen a los corales a los productos químicos de protección solar, generalmente utilizan concentraciones mucho más altas que las que se han encontrado en un arrecife real. Los científicos marinos creen que el cambio climático global, la acidificación de los océanos y la pesca masiva, son las causas principales de la decoloración de los arrecifes de coral.

El mar está contaminado pero no de protectores solares solamente, sino de combustible y vertidos causados por la sobre explotación de un medio que pierde su capacidad natural de regeneración. El blanqueo severo de corales ha ocurrido en áreas remotas donde las temperaturas del agua fueron más altas durante los eventos climáticos clave y hay que reseñar, que estas áreas no sufren apenas actividad humana.

Sabemos que tu curiosidad es grande y que buscarás más info, pero esperamos con este pequeño artículo haber resuelto algunas dudas, razonables, que te ayuden a proteger tu piel con los productos adecuados y a cuidar el medio ambiente, nuestro hogar.

Ver nuestros protectores solares