Seleccionar página

Desde el primer día hemos sido diferentes.

La visión era clara: una línea de productos que mejorara la salud de la piel y que no llevara agentes irritantes, ni ingredientes comunes que pudieran causar brotes de acné (como lanolina, alcohol SD, aceite mineral, colores y fragancias artificiales).

Fuimos pioneros en el concepto de eliminar todos los ingredientes innecesarios (y baratos) y eso marcó la pauta y la dirección de la marca, y elevó el listón haciendo gran presión en otros fabricantes que tuvieron que mejorar sus propios productos.

A lo largo de los años hemos añadido a la lista de ingredientes que no usamos en nuestras fórmulas parabenos y microplásticos.

La postura de Dermalogica sobre la belleza ere -y sigue siendo- poner la salud de la piel en primer lugar, por delante de todo.

Al elevar la importancia de una piel sana, Dermalogica se convirtió rápidamente en la marca de referencia mundial para obtener resultados excepcionales. Jane no tenía miedo de desafiar el status quo” y ¡sigue haciéndolo!

Dermalogica siempre ha sido mucho más que un producto. Jane diría que el producto es sólo un vehículo, pero que en manos de un profesional capacitado es cuando ocurre la magia. Desde el principio, la misión de Jane fue capacitar a los terapeutas profesionales de la piel para que obtuvieran independencia económica y aportaran respeto a nuestro sector.

De hecho, fundó primero la escuela de formación de esteticistas de postgrado (podemos decirlo) más grande del mundo, IDI (International Dermal Institute), y luego desarrolló el producto que necesitaba para poder llevar a cabo su idea, su misión, su pasión.

 

 

 

En el momento en que Jane irrumpió en el mercado, el sector de la estética estaba considerado como una “industria de segunda” y ella se propuso cambiar esa percepción desde el primer minuto, dotando a los profesionales de la piel del conocimiento avanzado y de las herramientas que les permitiera corregir esa idea. Y hoy seguimos con ese legado. Ahora, gracias a IDI, cualquiera puede trabajar en este sector por vocación, pero también con la idea de llevar a cabo una carrera de éxito.

Dermalogica era y lo es aún, el socio indiscutible del éxito de Jane y Raymond. Fueron creando grandes negocios partiendo de salones muy pequeños y centros de estética llevados por una sola persona. Esto, posicionó a Dermalogica desde el principio como algo más que un producto, era la llave del crecimiento empresarial de muchos pequeños grandes emprendedores.

 

 

 

 

Dermalogica siempre ha marcado tendencia y estamos orgullosos de ello. Fue la primera en iniciar el movimiento del “cuidado limpio de la piel”, es decir, la idea de eliminar los ingredientes que podrían ser perjudiciales para la salud de la piel y que ahora -mas de 30 años después-  es habitual que las marcas los excluyan de sus fórmulas. Fuimos también los primeros en personalizar los productos según el tipo o condición de la piel. Fuimos los primeros en usar botes dosificadores que evitaran la contaminación del producto por contacto o simplemente, por abrir la tapa. Fuimos los primeros en recomendar una exfoliación diaria suave y ahora, daily microfoliant se vende cada 45seg en algún lugar del mundo. Fuimos los primeros en fomentar y creer en la doble limpieza. Fuimos los primeros en crear una linea joven anti acné con ingredientes no dañinos para su tierna piel. Fuimos los primeros en ayudar con microcréditos a las mujeres emprendedoras de lugares del planeta con peligro de pobreza y exclusión. Y somos también los primeros en crear un bote dosificador completamente reciclable, hasta el muelle de la bomba se recicla en el contenedor amarillo.

Estamos encantados de sembrar semillas en este mercado tan maravillosa y crear tendencia para poder conseguir, entre todos, un mundo mejor, una piel mejor.

Nuestra honestidad y autenticidad desde el principio ha permitido que confiéis en nosotros, en nuestras fórmulas, en nuestros ingredientes, en nuestros resultados.

¡Gracias por formar parte de esta gran familia, un poco diferente!

 

 

 

 

Pin It on Pinterest