La de vuestra piel. Todas distintas. Todas historias.

Hoy, os contamos la historia de Eva Iglesias. Una historia de más de 7 años con problemas de la piel que se incrementaron durante el embarazo y empeoraron de forma drástica en el último trimestre. Durante ese largo periodo había probado diferentes tratamientos cosméticos sin conseguir resultados que trataran o redujeran, al menos un poco, su rosácea.

En marzo del 2016, nos visita, rellena la hoja de consulta y hacemos face mapping. Su problema la convierte en una persona muy disciplinada y resulta sencillo enseñarle una rutina.

Los primeros meses sus visitas a cabina son semanales y cada vez que viene hacemos de nuevo face mapping para ver su evolución y el estado de su piel en ese momento. Aplicamos producto y tratamiento teniendo en cuenta la condición de la dermis. Si la piel cambia, ¿por qué no cambiar los productos cosméticos en función de su necesidad?

En los primeros meses no se podía hacer ningún tipo de exfoliación ya que el grado de inflamación y sensibilidad de la piel era extremo y desde el minuto uno, nos centramos en calmar y reparar la barrera lipídica olvidándonos de la grasa. Se fue regulando prácticamente sola cuando la piel empezó a sentirse mejor.

Aun sabiendo que este tipo de afecciones de la piel tiene un fuerte componente sensitivo-afectivo, utilizando diferentes líneas de producto: línea gris, UltraCalming y en algunas ocasiones MediBac hemos solucionado el problema. Podemos contar orgullosos la historia de una piel sana, de una piel bonita.

Además del minucioso tratamiento en cabina, en casa Eva ha usado: UltraCalming Cleanser, UltraCalming Mist, Intensive Moisture Balance, Essential  Cleansing solution, Hydrating Booster y Gentle Soothing Booster.

En la actualidad utiliza: Precleanse, Special Cleansing Gel, Essential Cleansing Solution, Hydrating Booster, Skin Smoothing Cream y Solar Defense Booster spf 50.

A cabina ya sólo viene una vez al mes. Desde agosto tiene una piel nueva, se siente genial y en su día a día ha habido un cambio muy importante al poder enfrentarse a situaciones normales de la vida sin tener esa agobiante sensación “la gente me mira la piel”. Ahora la paran para preguntarle por su piel sana.

Feliz de haber conseguido estos resultados, Eva ha querido que os contemos su historia para animar a tantos que como ella, sufren a diario los pequeños problemas de una piel que hay que cuidar.

Todos los productos disponibles en nuestra TIENDA ONLINE

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone